martes, 29 de octubre de 2019

Qué hacer cuando te roban una foto en Redes Sociales ?



Historia de el robo de un video publicado en Redes sociales del temporal en Oyambre, Cantabria.


28-10-2018

Oyambre, Cantabria. Hace hoy un año...

Poco antes de las 5 de la tarde llegó por sorpresa una fuerte tormenta de granizo, caía con tanta fuerza que no podía salir de casa y seguía los pormenores desde la ventana, ya sabíamos desde días antes que había previsión de temporal pero la magnitud y el vigor de la granizada superaron las expectativas.




Cuando disminuyó la intensidad di una vuelta por los alrededores, casi no se podía andar, era peligroso, había una gran capa de granizo que estaba compacto como si la hubieran prensado, había zonas donde había caído tan copiosamente que la altura superaba la de mis botas y los granizos se me

iban colando dentro. Todo resbalaba mucho y me di la primera culada nada más salir de casa (un buen moratòn en la cadera, herida en codo y dolor en una muñeca (que fue la que paró parte del golpe al apoyar las manos). La tarde prometía...



Enseguida se hicieron pequeños canales entre el hielo y a sus costados, por donde bajaba el agua con alegría, y seguía cayendo...




Decidí salir con el coche aún intuyendo que no era buena idea, pero como solo tenía que moverme un pequeño tramo quise probar, algo me queda todavía de aquella chica intrépida y terca como una mula.


Aclaro que por el momento de tormenta y por la zona poco transitada en esta época, no había ni gente ni vehículos circulando, para que a mi imprudencia no se le sumen los agravantes de premeditación y alevosía.



Iba rozando los bajos con el hielo,aquello crujía que daba miedo, conseguí salir a la carretera de la costa, con mucho tacto, despacito y sin tocar el freno. 


Había pasado un tractor por todo el medio de la calzada porque no se veía por donde iban los carriles e intenté meterme en sus rodadas para llegar a donde quería .

Circule por ellas más o menos bien hasta que vino un todoterreno de frente y tuve que salirme a mi carril, ahí ya se acabó el trayecto y mi coche quedó abandonado en en la blanca cuneta .
Mira que digo veces en casa que necesito un todoterreno o un teletransportador pero esto ya es para otra historia...


Me quité las katiuskas, las vacié de granizo y me puse el vadeador, cogí un paraguas, el equipo y el trípode y me vi a mi misma caminando por el hielo como cuando Armstrong pisó la luna.


Ahora de cuando en cuando llovía o granizaba, tronaba y las grandes y oscuras nubes se desplazaban sobre mi cabeza con rapidez.
El panorama no era bueno.


Cuando llegue a la playa lucía preciosa, inmaculada, solamente ocasionalmente rompía su homogeneidad una fuerte ola que llegaba y desmenuzaba el hielo. Un espectáculo. Todo tan blanco y el cielo tan negro.





Ya casi era de noche, quedaban unos pocos minutos de luz ya tenue .

Hice un par de vídeos con el móvil, muy cutres, torcidos, movidos, salpicados de gotas y verticales !!!  Envíe uno a mi gente por Whatsapp y lo colgué en las Redes Sociales. 


                                            Vídeo robado


Ya tenía la tormenta encima, por el cabo de Oyambre caían los rayos y tronaba con fuerza.

El viento usaba mi paraguas como una veleta y me era realmente complicado manejar veleta, trípode y cámara al mismo tiempo.

Hice unas cuántas fotos, enseguida desistí de realizar las composiciones que me gustaban y moverme para cambiar de encuadre, el viento podía con la veleta y casi conmigo ! y el equipo se mojaba a pesar de mis esfuerzos por evitarlo, me sentí un poco frustrada.






Tuve que marcharme enseguida, se puso tan negro el cielo, tronaba tan fuerte sobre mi cabeza, que acojonaba un poco, los rayos ya cayendo sobre el mar y llovía o granizaba tanto dependiendo del momento que acabó echándome de allí, me sentí tan pequeñita ... 


Las condiciones al estar a la intemperie no me permitieron hacer largaexpo para captar la tormenta y sus rayos en todo su esplendor, pero me fui contenta por haber presenciado algo único para esta zona de costa.






Intenté volver en coche, a ella a terca no la gana nadie, pero me quedé atascada a 100m de casa en una cuesta arriba que no logré superar. Dejé alli el coche y mañana será otro día.



Al día siguiente comenzó el tema de el robo de fotografías, en este caso el robo de vídeo.


Como sabéis compartí por Whatsapp y Redes Sociales un cutrevídeo donde se veía la Playa de Oyambre blanquita con la gran granizada, bueno,  pues... una amiga me dice que acababa de ver en la tele mi vídeo, y que sabe que es el mío porque aparece mi trípode clavado en el hielo, que era el mismo que estaba en mi Facebook, que había salido en el programa “Más vale tarde” de La Sexta ( Gracias Remi por avisarme, eres la culpable de lo que sucede a partir de aquí :-D ).



Me metí en la página de La Sexta TV para intentar ver el programa en “TV a la carta” y allí encontré el programa completo y mi vídeo emitido por ellos sin mi permiso. 


En una esquinita sobre el vídeo ponía “Fuente : Postureo Cántabro “, ya sabéis que se había hecho viral porque lo compartieron cientos de perfiles y Postureo Cántabro había ayudado en esto con sus miles de seguidores, por lo que hablé con Richi Noya por si la tele había contactado con él para publicar el vídeo, que aunque es mío hay ocasiones en que ni se molestan en buscar al autor, pero no. tampoco habían hablado con el, se habían limitado a poner la fuente de donde provenía el vídeo como si eso fuera suficiente (Gracias Richi Noya ).


Antes de reclamar necesitaba tener las capturas de pantalla, antes de que las pruebas pudieran eliminarse.

Por problemas de cobertura  no podía hacer una captura de pantalla del vídeo y tuve que recurrir a la ayuda de un grupo de Whatsapp donde estamos todos los fotógrafos compañeros del primer Canon Explorer Series España, que enseguida consiguieron la captura del vídeo y me lo enviaron, muchas gracias a todos, os aprecio y ya sabéis que os tengo presente en mis oraciones. 

También me aconsejaron contactar con Vera Monfort Peral, abogada especializada en derechos de autor para que me llevara el tema y así lo hice ( Gracias Sergi ).




                      Captura pantalla de emisión de mi video en La Sexta ( cuidado, produce tortícolis )


Ese día vi en mi Twitter un mensaje privado de el día anterior, un redactor de Antena 3 Noticias pidiéndome permiso para emitir el vídeo del temporal ( Antena 3 y La Sexta pertenecen ambas al grupo Atresmedia), conteste que no cedía contenido gratuito, que si querían comprar los derechos de emisión del vídeo contactaran conmigo, a lo que respondió muy amablemente que gracias pero que... hasta luego Mari Carmen !

( Véase capturas de pantalla).







Envíe a mi abogada todos los datos que me solicitó, entre ellos la captura de pantalla del vídeo, el vídeo original, la captura del mensaje privado de Antena 3 solicitando el permiso que denegué.

No hacía falta demasiado para probar mi autoría ya que yo también tenía vídeos anteriores y posteriores al publicado, y fotografías varias.
En el vídeo además se oye mi voz diciendo... “ parece que refresca, sacar las bufandas” y se ve mi equipo sobre el trípode trabajando.
Todo pruebas a mi favor en caso de tener que llegar al juzgado .




Mi abogada comenzó contactando con el departamento jurídico de La Sexta, exponiendo el tema y haciendo una propuesta de indemnización con la intención de intentar llegar a un acuerdo económico y no tener que presentar una demanda ante los juzgados de primera instancia de Madrid, donde la cadena tiene su sede y a mí me pilla fatal .


Les reclamó por uso indebido del vídeo, en caso de que se llegara a juicio, solicitaríamos también por demanda, condena en costas procesales ( abono de honorarios de abogado y aranceles de procurador). Los daños morales serían más difíciles de probar pero se puede pedir una cantidad similar a lo solicitado por el uso indebido.

 Atendiendo al criterio de valoración de la publicación del vídeo en informativo nacional y teniendo en cuenta que el vídeo se puede ver a nivel mundial (ya que está publicado en la web), de acuerdo a las tarifas de VEGAP, se podía solicitar una indemnización de X € por la reproducción del mismo y X € por los daños morales.

El plazo para interponer la demanda era de un año para reclamar indemnización.

Se trata de una acción personal que prescribe a los 5 años pero como íbamos a solicitar daños morales, estos vencen al año, teniendo en cuenta la fecha de publicación del vídeo.


Tras varias semanas de negociación emití la factura correspondiente y previamente aceptada por Atresmedia con la ayuda de la gestoría con la que trabajo habitualmente, no hubo que demandar, llegamos a un acuerdo amistoso.


Tuve que adjuntar el comprobante del IAE para justificar que la retención efectuada era la correcta ya que esto depende de la Comunidad autónoma en la que residas. 

Al mes ingresaron en mi cuenta el importe de la factura, use parte para pagar a mi abogada  y a la gestoría, ya era febrero, entre unas cosas y otras habían pasado 4 meses.,


La historia tuvo un final feliz pero con ese sabor agridulce que deja el que pisen tus derechos haciéndote perder tiempo en reclamarlos posteriormente, más que por el importe económico recibido que no fue nada desdeñable, por una cuestión casi ya de honor personal.



He contado toda la historia con detalle con riesgo de aburriros, para que se valore un poco más todo el trabajo que hay siempre detrás de cada foto además de el saber hacerla que es el mayor de los trabajos.


En este caso el vídeo robado tenía toda una odisea por detrás para conseguirlo, como muchas fotos que nos roban que tienen detrás madrugones, muchos kilómetros, resbalones, caídas, olas que nos pasan por encima, etc ... además de formación, estudio, constancia y tesón.


Esta vez fué un vídeo casero, de movil, descuidado y sin ningún componente artístico, pero es mi vídeo y en mi vídeo mando yo. 


Y no, yo no mando mis fotos al tiempo TV, si quieren fotos que las paguen o que manden a sus fotógrafos profesionales a cubrir los temporales como se ha hecho toda la vida .


Ahora se nutren de aficionados a los que les hace una absurda y efímera ilusión ver su foto dos segundos en la tele (añado que esto es lícito, cada uno hace y valora su trabajo como quiere, faltaría más...!) y de robar fotografías y contenido de las redes sociales donde solo pagan si son descubiertos .




Defendamos todos los derechos de nuestras imágenes , sólo así se evitarán los robos y la mala praxis.




Gracias por su atención 

Saludos